Armonizar el ambiente con flores

Ninguna obra de arte puede superar la belleza de la misma naturaleza, las flores pueden ser un elemento central de la decoración y de la armonía del ambiente. Con solo verlas o sentir su aroma se puede modificar el estado de ánimo o provocar una mejoría en nuestro día.

Nuestra casa, el ambiente donde pasamos una buena cantidad de tiempo, influye en nuestro estado de ánimo, en nuestras sensaciones, es por eso que es tan importante mantenerla limpia y ordenada. Hacer esto es un pacto con nosotros mismos y nuestro bienestar en pos del respeto que merecemos. ¿Alguna vez te encontraste limpiando exhaustivamente el hogar ante la inminente presencia de invitados? Y por qué no hacerlo para la vida cotidiana, para la vida propia de todos los días.

Las flores son ideales tanto para darle un toque de color a la decoración, como para aromatizar el ambiente y proporcionarnos una sensación de alegría; no por nada existe toda una rama de medicina alternativa que utiliza tratamientos basados en las esencias florales. Lo mejor a la hora de elegir la especie indicada es tener en cuenta el tipo de ambiente, la decoración predominante y por supuesto la personalidad y gustos propios. Por ejemplo para un ambiente elegante y majestuoso funcionarían muy bien rosas rojas o blancas, calas, cuya asociación con lo funerario quedó ampliamente superada, o quizás tulipanes. Para un ambiente campestre por supuesto las margaritas son la mejor opción, ya que destilan naturalidad y luz. Para un ambiente más bohemio o ecléctico las gerberas pueden ser una buena elección. Lo ideal es tener la planta en una maceta, no importa que no sea muy grande, ya que después de la floración seguirás teniendo una hermosa planta decorativa.

Estas son solo algunas sugerencias, pero las posibilidades son infinitas, animate a descubrirlas. Puede ser una divertida manera de darle a tu ambiente un toque de alegría y un primer paso para sentirte mejor.