Libros § La elegancia del erizo, de Muriel Barbery

Si es cierto que la obra es una totalidad, también lo es que pueden diferenciarse aspectos que probablemente reciban críticas dispares.
La novela de Burbery es entretenida, de prosa poética y lectura fluida gracias a su estructuración en capítulos cortos.

La historia, narrada por los dos personajes principales, divide las voces en la de Renee, por un lado, la portera de un edificio de alta categoría, quien esconde en su aspecto rústico un interior elegante, sabio y refinado espíritu; por otro lado está la voz de Paloma, una niña de doce años cuya inteligencia (o mejor dicho, conocimiento) excede la de cualquier adulto universitario y quien busca la belleza y el sentido de la vida en una carrera contra un plan suicida un tanto caprichoso.
Los dos personajes se adivinan como dos mitades del alter ego de su autora, así como el recorrido filosófico su descargo académico divulgativo. Si bien algunos pasajes desentrañan derivas de pensamiento interesantes, algunos de ellos exceden, quizás, lo intrínsecamente necesario a la narración y aparecen por el mero hecho de aparecer. Por momentos resulta difícil seguir algunos planteamientos para un público si académico, no filósofo, sin embargo, otros se complementan y articulan perfectamente dando un gusto especial y una profundidad al relato. Varias imágenes están muy bien logradas y perduran en la mente, la de la camelia en el fango es una de ellas.

La mayor crítica que merece esta historia es la construcción poco creíble de los personajes, sobre todo porque todas sus características son anunciadas más que mostradas, como un producto elaborado y arrojado ya digerido a un público medio – mid cult diría Eco – que no puede o no quiere esforzarse mucho en captar al personaje. Así Paloma declara, en un gesto repetido también por Renee, que ya predispone a considerarla petulante: “yo soy muy inteligente”, enunciado que de allí en más no se demostrará con una inteligencia práctica, sino con el detalle de gustos y consumos culturales y citas eruditas poco probables de recitar por una niña de nivel primario.
También los motivos de Renee son poco probables: una excusa aniñada la convence de ocultar en el papel de portera (o su propio estereotipo de lo que debe ser una portera) su inteligencia prodigiosa y autodidacta. Tomando este juego muy a pecho se esmera en producir una tosquedad propia de su puesto.
El resultado de esta manera de definir las identidades es, por muchos momentos, una puesta en escena que se termina por ver a la distancia.
Por supuesto, la historia de princesas incesantemente reeditada por las novelas de la tarde no podía dejar de estar presente aquí. El buen y millonario príncipe que rescata a la criada llegará, más no sea para salvar su alma.
Los dos personajes, al fin, llevan en sí el germen de la soberbia propia de los seres que, dignos a rebajarse para ayudar a las mentes bajas y confundidas, tienen una percepción tan elevada de sí mismos que deben esconder su verdadera naturaleza y precaverse so pena de misterioso castigo.
Un final un poco golpe bajo, un poco melodramático y por demás innecesario quizás logre su efecto y arranque una lágrima al lector sensible.

Ciertamente, el libro consigue realizar la intención artística: conmovedor, por momentos, puerta a la reflexión, en otros.
Un best seller con notas filosóficas para sentir que no se desperdicia la lectura del verano.

Anuncios
Minientrada

Series § Black Mirror, la tecnología anda suelta

La tecnología se toma como eje en los capítulos de esta serie, pero es sólo una excusa para dar paso al relato de las mismas miserias humanas de siempre, las mismas a que venimos asistiendo desde los griegos, Shakespeare y Balzac. La tecnología es solo una nueva herramienta en la que caemos como especie rota. Pasen y vean: las promesas digitales no son más que una nueva jaula.

Son sólo seis los capítulos de esta serie de unitarios que logra cruzar de manera sorprendente buenas actuaciones, un guión acertado, cinismo por demás y la frescura necesaria en un mundo audiovisual que no para de repetirse.

La sátira tecnológica es el pretexto para mostrarnos en un espejo negro y con extrema mordacidad nuestras debilidades, que no por manifestarse de un nuevo modo y con nuevas posibilidades, dejan de ser las mismas. Extorsiones, violencia, humillación, inseguridad, nuestro modo irremisible de insertarnos en la manada ciegos de criterio.black

La “democracia” de las redes sociales, los miles de ojos testigo: un nuevo panóptico sin centro, la memoria artificial infinita, la vida absolutamente digital, son todas promesas de un nuevo paradigma que consentimos sin preguntarnos dos veces. Pues esta es una oportunidad para hacerlo, la serie expone esos cabos sueltos que a Microsoft y Apple no les gustaría admitir.

Black Mirror es una serie ineludible para repensar la comunicación y lo humano, una cacheteda que se recibe con gusto porque es la que nos despierta de un mal sueño.

Ver Black Mirror:

http://black-mirror.seriespepito.com/

Ver trailer de la cuarta temporada:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ke5AKVtvkdc

Vídeo

Videos § Man, un espejo donde no te gustaría mirar

Steve Cuts nos acerca en solo tres minutos y medio un reflejo de nuestra civilización. Cínico, tétrico, trágicamente acertado. Genialmente acompañado por la obra de Edvard Grieg “En la gruta del rey de la montaña”, el hombre resume en este cortometraje su evolución sobre el planeta hasta la civilización actual. Una carrera contra la naturaleza y el entorno cuyo resultado sea más que probablemente su aniquilación.

Con trazos simples pero muy expresivos, Cuts presenta al hombre, representante de la humanidad hace 500.000 años, que desde su primer contacto con otros seres – un bichito, por ejemplo – resuelve, con su decisión, el curso que dará a toda su relación con el entorno, esta es: la destrucción. Aplastando al otro con aire satisfactorio encuentra el secreto goce de sentirse poderoso, de articular a todos y todo en función de sus exclusivas necesidades. No importa si el otro es un bicho, un animal u otro hombre, el Hombre procede de la misma manera: destruyendo, contaminando, agotando recursos, asesinando, en una lúgubre danza sin pudor.

El hombre perfecciona su tecnología de matar, afina técnicas de tortura, pule nuevas maneras de generar desperdicios cada vez menos biodegradables y cierra, empastando de cemento, los poros de esta tierra que ya casi no respira.

El reflejo que Cuts nos propone a todos es una denuncia contra la manera en que nos manejamos como especie, un grito desesperado a la conciencia, una autocrítica ineludible que debemos llevar a cabo y aplicar en la vida cotidiana; porque ya estamos muy cerca de ser los reyes de una montaña de basura tóxica.

Sin título-1 copia

Ver Man, de Steve Cutts

http://www.youtube.com/watch?v=WfGMYdalClU

Minientrada

Libros § La noche de los tiempos: Romeo y Julieta en una aventura distópica

En esta novela de René Barjavel podemos asistir a una historia de amor, de ciencia ficción, de aventuras, una tragedia y a una buena lectura, rápida y entretenida.

Un grupo de científicos descubre unas extrañas lecturas de sonda en la parte francesa de la Antártida. En seguida todas las naciones del mundo están organizadas para descubrir la promesa más auténtica de un mundo utópico, sin carencias ni necesidades, la promesa de un mundo perfecto, evolucionado y feliz.

Los sucesivos hallazgos sobrevienen en una narración ágil y tentadora, capítulos cortos que nos invitan a no abandonar la lectura. Los científicos encuentran una cueva, dentro de la cueva, una esfera; allí, un huevo; dentro del huevo, dos seres humanos, congelados, estáticos, dormidos.

Un mundo de preguntas surge ante este panorama. A través de marchas y contramarchas, traspiés en las relaciones internacionales de la comunidad científica internacional, el narrador nos va convirtiendo de a poco en asistentes de una tragedia. El mundo soñado se transforma en una proyección distópica que se repite una y otra vez por el solo hecho de tener a la humanidad como protagonista con sus egoísmos y sus miserias y mezquindades.

Minientrada

Documentales § Food Inc. De la granja a la industria

“Nos hemos permitido volvernos tan desconectados e ignorantes acerca de algo que es tan íntimo como la comida que comemos”.

Joel Salatin, de Granjas Polyface

Les dejo un link donde pueden ver el documental Food Inc. de Robert Kenner, completo subtitulado. A través de entrevistas a distintos productores y consumidores, se relata la trastienda de la situación de la industria alimentaria en Estados Unidos, una realidad que, probablemente en un grado menor, se pueda extender a casi todos los países del mundo.

Las nuevas técnicas de producción de alimentos solo tienen en consideración la optimización y la ganancia, soslayando los derechos de los consumidores y el uso responsable de los recursos. Por supuesto que, en tanto empresas, que solo persiguen mayores ganancias, las que constituyen el conglomerado del sector no escatiman esfuerzos ni dádivas para exigir al congreso leyes a su conveniencia, protección a las fuerzas de seguridad, o incluso tácticas mafiosas y monopólicas para lograr sus intereses.

Un documental muy interesante, entretenido y fundamental para –al menos intentar- llevar a cabo un consumo responsable y empezar a exigir nuevas condiciones de producción que no atenten contra nuestra salud ni la del planeta.

https://www.youtube.com/watch?v=iOytDfaaEV8

ver Food Inc. subtitulado

Ver Food Inc. subtitulado

Notas relacionadas: